TUS TETAS



EN LA ISLA DE BENIDORM LAS TETAS ME ESTAN CRECIENDO
 
            En un viaje en barco desde la Playa de Levante a la Isla de Benidorm una cristiana se apoyaba, sobre cubierta, en la amura de estribor; y estaba sonriente y contenta ¡Y motivos tenia para estarlo! Porque amen de su belleza sus tetas, acarameladas, brillantes y soberbias, sobresalían del sujetador como queriendo escaparse y alcanzar el cielo. Y aquella marinera sirena exclamaba: CARIÑO: ¡QUE NO LO ENTIENDO! EN LA ISLA DE BENIDORM LAS TETAS ME ESTAN CRECIENDO!
            Y aquella criatura no mentía y mas aún, yo diría que se quedaba muy corta en sus apreciación.¿A que se debería aquella transformación maravillosa? Podría deberse al magnetismo que ejerce en la Isla el Bajo de la Llosa que alcanza profundidades de 30 metros y donde viven especies como la serviola, el espetón, dentón o la boga que divierten tanto a los submarinistas. Quizá todo ello obedeciera a su climatología que permite a su flora cuente con especies como el acebuche, el cambrón, la risa de la virgen, la efedra, el marvavisco marítimo, la bufera, el " espi blanc ", la sosa fina, la ceba marina, la vareta de San Josep, etc. y que su fauna cuente con el "Paiño común mediterráneo". el vencejo pálido, currucas cabecinegras, el halcón peregrino, entre otras.
            Yo conocía todas esas razones mas cuando la chica me hablaba y mirándola a sus tetas ¡Ya no podía razonar! ¡Ya solo podía sentir! y mirandola exclame “¡Vive Dios que cierto es!”...Bien y paso lo que tuvo que pasar y la chica un día se fue. Pero yo sigo realizando ese viaje cada día, de la Playa de Levante a la Isla, con la esperanza no de ver a un vencejo sino de encontrarme con otra sirena como aquella cuyas tetas le estaban creciendo. 
 

Menú

© 2019 TUS TETAS

91322