TUS TETAS



BAÑOS DE LUNA
 
            Es imposible sustraemos al influjo lunar. La mayor parte del cuerpo humano se compone de agua y así como la Luna afecta el movimiento de las mareas, de manera idéntica incide en nuestras vidas. Se crea en ella o no, la Luna potencia nuestros estados de ánimo y por su influencia, los sentimientos latentes en nuestro interior salen a la superficie con renovada fuerza. Lo más interesante de esto es que existen las formas de utilizar esos influjos para nuestro bien, o para alcanzar un mayor potencial de nuestras capacidades. Para tales efectos se pueden usar los baños de Luna.
            Cada fase lunar incide en el ascenso y descenso de nuestra energía vital, aprenda a aprovechar su influencia realizando baños de luz. Lea bien los procedimientos  de cada uno de los baños para no llevarse sorpresas una vez comenzado el baño de Luna, sobre todo en cuanto a la cuestión de los tiempos necesarios.
            El Baño de Luna Nueva
            Esta fase lunar es propicia para el autoexamen, conectarnos con nuestro ritmo interior y el tiempo universal. Absorber su energía a través del baño nocturno, servirá para incrementar la capacidad de concentración y estabilizar nuestro estado de ánimo. Realice el baño lunar de esta forma: Primero recuéstese en el suelo, sobre un paño grueso. Tenga la precaución de apoyar todo el cuerpo procurando tener cada parte bien relajada, es posible que necesite tomarse un par de minutos para lograrlo. Repa e la posición de la cabeza, el cuello, los brazos y las piernas que se mantendrán extendidas. Cerciore que su espalda esté completamente pegada al piso, incluso la zona lumbar, para lo cual deberá realizar una pequeña presión en el abdomen. Permanezca en esta posición durante 30 minutos.
            El Baño de Luna Llena
            ¿Pero porque en tiempo de Luna Llena? Es lo primero que ustedes deben estar penando ahora mismo.Bien, es el hecho probado que esta fase de la luna es ideal para que la piel absorba plenamente los hidratantes, ello porque los poros de la piel se abren y absorben mejor las cremas hidratantes. La Luna Llena es la fase más poderosa y un buen empleo de su influjo puede ser aprovechado para intensificar la energía física y establecer una comunicación fluida con el exterior. Este baño puede realizarse en posición vertical de la manera siguiente: La postura es parado y con los brazos abiertos al cielo a la altura de los hombros, además es necesario tener las palmas de las manos abiertas s mirando al cielo. Haga un repaso general del cuerpo, procurando tener la espalda recta y la cabeza levemente inclinada hacia atrás y la vista enfocando al cielo, solo esto llevará unos minutos. Luego de lograda la posición y el estado de concentración mantenga esta postura durante 20 minutos. Una vez completados los veinte minutos se puede continuar sentado, en ese estado de relajación, el tiempo que desee.
 
 
 
 

Menú

© 2018 TUS TETAS

87251